El portal de noticias de Veracruz en internet

lunes, 20 de abril de 2009

La confluencia del Mar y el Son: Verson



Veracruz, Ver.-  El Fandango, la fiesta por antonomasia del sotaventino, donde el Verso, la Décima y el Son,  se reúnen alrededor de la tarima, son el leiv motiv de Jorge Gabriel “Caribe”, trovador veracruzano, decimista que este sábado 18 de abril, a las 19:00 horas, en la sede del Instituto Veracruzano de la Cultura hace entrega de su primer material discográfico VerSon, producción de 14 piezas de su autoría, versificación musicalizada por el grupo tlacotalpeño Estanzuela.

 

El material que reune la vena poetica de este joven porteño, es su aportación y amor por la patria chica, que en verso canta a la jarochez de sus habitantes, a la calidez y cadencioso estilo sonero del Puerto de Veracruz. Disco doble que entrelaza la música popular veracruzana con la Poesía de Jorge Gabriel “Caribe”, que el autor define como allá donde “el Mar se junta con los Llanos”.

 

Veracruz, Verso y Son, VerSon es la producción de este talentoso porteño que abreva en el fuerte caudal de la tradición sonera del Sotavento y del Puerto de Veracruz, cuyos orígenes e historia común se ha escrito por múltiples actores y personajes; inspiración y ejemplo que Jorge Gabriel ha sabido interpretar. 

 

Así el Son Jarocho y el Fandango cuyos inicios como fiesta tradicional del Sotavento se remonta al siglo XVIII, tiene como herencias musicales, las venidas de Andalucía y las Canarias, que al entrar en contacto con las influencias africanas y el sustrato indígena de nuestros pueblos crearan este genero de “Mulatos y gente de color quebrado”, según nos narra el etnomusicólogo Rafael Figueroa Hernández, haciendo referencia a los sones del Chuchumbé  que la Santa Inquisición prohibiese en el Puerto de Veracruz y otros sitios de la Nueva España.

 

Antecedentes históricos, que derivarían con el transcurrir de los siglos en una fuerte tradición musical de orígenes populares y de gran raigambre entre nuestros pueblos, y que en la década de los 30’s tendría exponentes de resonancia internacional como Andrés Huesca, originario del Puerto, y Lorenzo Barcelata de Tlalixcoyan, entre otros, que se irían sumando a la lista de exponentes; de esta manera grabaciones sonoras, películas y muchos otras formas de masificación darían como resultado una época de oro y esplendor, que contrariamente impediría la evolución musical del género, aclara Figueroa Hernández. 

 

Influencias y orígenes comunes, Sones y Fandangos, irán creciendo y conformando múltiples caminos, a la sombra de la tradición y en el rumbo de la música como espectáculo. Auge y olvido, serán parte del camino de este género regional y emblemático del ser veracruzano, en este contexto y posterior a su debacle el resurgimiento ira dando pie a nuevos aires y renovados bríos,  como es el caso de Jorge Gabriel y Estanzuela, que el sábado 18 abril  nos presentaran VerSon, producción discográfica y que posteriormente, a las 20:00 horas, dará pie a la noche fandanguera..