El portal de noticias de Veracruz en internet

lunes, 11 de abril de 2011

Vacaciones Blindadas en Veracruz

 A unos días de que empiecen las llamadas vacaciones de Semana Santa, las autoridades estatales y municipales se declaran optimistas, de que como ocurre todos los años, las playas y principales centros turísticos alcancen una ocupación del 100%.

Aunque por las declaraciones y acciones de los funcionarios estatales en los últimos días, pareciera que lo que más preocupa no es el número de visitantes que vendrán a Veracruz, sino el que no se vayan a registrar hechos de violencia, enfrentamientos con los elementos del crimen organizado.

Por eso es que en los discursos y entrevistas, se habla más de la protección que de las bellezas naturales, que disfrutarán quienes vengan a disfrutar las playas y centros recreativos, quienes tendrán según se dice “inigualables garantías de seguridad y protección para sus familias”.

Por eso es que hasta ahora lo único que se ha visto por parte de las autoridades estatales es el inicio de un operativo con la participación de más de 800 elementos de las  corporaciones de Seguridad Pública, las nuevas unidades de la Policía Federal Preventiva (anfibio, lagarto y rinoceronte), Bomberos Cruz, Roja, Tránsito del Estado, Salud, Turismo, dependencias federales, así como salvavidas y rescatistas que estarán ubicados en toda las zonas de playa de la entidad.

Pero no se ha visto ninguna campaña publicitaria para hacerles saber a los miles de vacacionistas de que Veracruz, además de estado próspero, también es seguro.

Al menos, la secretaria de turismo, Leticia Perlasca ya no ha salido a dar declaraciones de alguna brillante ocurrencia, como de que aprovechando de que las escuelas van a estar desocupadas por el período vacacional, se pueden utilizar como pensión para los paseantes.

Seguramente que las autoridades están confiadas en que los turistas vendrán pese a la crisis económica que viven, cada quien en la medida de sus posibilidades, se habrá de lanzar hacia las playas y centros turísticos.

Sin importar que como parte de los atractivos a ofrecer a los vacacionistas, se cuente el de participar en algún enfrentamiento-balacera, entre los malosos y las autoridades federales que resguardan el orden.