El portal de noticias de Veracruz en internet

domingo, 20 de diciembre de 2015

Columna Usted Dirá…

Por: Roberto Valerde García

Pedazos de PAN
 La renuncia anunciada ayer, por el cordobés Juan Bueno Torio, a su militancia de 22 años en el Partido Acción Nacional, no es sino la confirmación de que Miguel Ángel Yunes Linares ha convertido al PAN en pedazos. Su soberbia, autoritarismo, tiranías, imposiciones, injusticias, abusos y opresiones al interior del partido albiazul tiene hastiados a miles de militantes y cuadros albiazules que en legítimo uso de sus derechos políticos buscan infructuosamente ganar espacios dentro de su instituto.
Desde hace algunos años Yunes Linares logró unir al PAN, pero en su contra e hizo de Acción Nacional en Veracruz un partido cerrado y sin acceso a ciudadanos interesados en el servicio público por convicción. Los puestos de dirigencia y candidaturas a cargos de elección popular se rotan entre sus hijos, familiares y amigos cercanos como fue el caso del empresarios constructor y hotelero, Rafael Acosta Croda con quien luego se peleó o el propio dirigente del Comité Directivo Estatal, José de Jesús Mancha Alarcón, a quien le mueve los hilos a su entero antojo.
            El descontento con Yunes es real, en su momento públicamente denunciaron sus tropelías Gerardo Buganza Salmerón, José Ramón Gutiérrez de Velasco, Nancy Penichet Ahumada, Oscar Coria Reyes, Elizabeth Torio Ramos (esposa de Gerardo Buganza), María de Lourdes Gasperín Gasperin, Carlos García, Aristarco Aguas Atahua, Amadeo Ábrego, los ex regidores porteños Ángel Maldonado Gutiérrez y José González Martínez, Agustín Mollinedo, Silvia Monge Villalobos y Rocío Guzmán de Paz, por mencionar algunos nombres, pues en realidad la lista de desertores es muy larga; y hay otros que sin renunciar han despotricado contra el Choleño a quien acusan de hacer del PAN veracruzano, ejemplo nacional de división, corrupción y clientelismo, de la búsqueda del poder por el poder, así como para saciar su sed de venganza contra sus enemigos políticos, léase el gobernador Javier Duarte de Ochoa, miembros y ex miembros de su gabinete.
 Es decir, Miguel Ángel Yunes quiere ser candidato y tener el voto de los veracruzanos para ser gobernador, pero no para traernos seguridad, paz y desarrollo, sino para cobrar venganza. Para tales fines yo no le daría mi voto ¿y usted sí?
            Ahora dejó el PAN, Juan Bueno Torio, quien para ser ciertos tampoco es una blanca paloma, a su paso por la dirección de Pemex Refinación fue cuestionado por los millonarios contratos que en forma amañada asignó a empresas transportistas de familiares, socios y amigos, pero no por ello su renuncia deja de ser un duro golpe para dicho partido y sus afirmaciones un presagio que debe tomarse muy en cuenta: “Con Yunes el PAN ya perdió” y vale precisarlo para que al rato no se alegue fraude y se pretenda impugnar los resultados, porque desde luego Yunes no sabe perder y cuando pierde pretende arrebatar, ya lo verá amigo lector después del 5 de junio.
            Yunes sabe que solo tiene pedazos de PAN, por eso le urge concretar la alianza con el PRD, pues solo no gana ni en su municipio, pero para su desgracia los jerarcas nacionales del PAN y del PRD, no están convencidos de unirse, principalmente porque están conscientes de que el único beneficiado será Miguel Ángel así que lo más seguro es que no se concrete, ya veremos.  

Comentarios y sugerencias rvalerdeg@gmail.com
twitter: @rvalerde  
Facebook; Valerde García Roberto