El portal de noticias de Veracruz en internet

viernes, 28 de septiembre de 2018

Justicia Negociada


  • Necesaria la transformación del Poder Judicial a nivel nacional
  • Los jueces se justifican que simplemente están aplicando la ley
  • El nuevo sistema penal acusatorio, resultó excusatorio
Por Miguel Angel Cristiani G.

Luego de que se diera a conocer la a todas luces injusta y negociada condena en contra del ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa a quien se sentenció a nueve años de prisión y una irrisoria multa de cincuenta mil pesos, por el saqueo de millones y millones de pesos durante su administración, es conveniente poner en la Bitácora Política la necesidad de hacer una verdadera transformación del Poder Judicial a nivel nacional.
Porque resulta que toda la atención se ha estado poniendo sobre las llamadas reformas estructurales de Peña Nieto, que si la educativa la van a cambiar con todas sus comas y puntos, que si la energética van a revisar sus contratos y licitaciones, pero en el caso de la impartición de justicia y el famoso nuevo sistema penal acusatorio no se dice nada.
Cuando sale a la luz pública una sentencia como la dictada a Javier Duarte de Ochoa, quien en tres años podría pedir su liberación, los jueces a manera de justificación afirman que simplemente están aplicando la ley y los beneficios que brinda a los inculpados.
Y es que precisamente ahí está el detalle -diría aquel- porque las nuevas leyes y sus reglamentos para la impartición de justicia, pareciera que están hechos para brindar todas las facilidades a todo tipo de delincuentes.
De nada sirve que sean capturados y tratados con guantes blancos, los acusados de cualquier delito, saben que con un buen abogado -como es el caso de Javier Duarte- van a poder librar la prisión, porque la ley les otorga todas las facilidades y beneficios.
Tal parece que lo importante es proteger a los delincuentes.
El caso de Javier Duarte de Ochoa es el más grande atraco perpetuado en una administración estatal, no solo en la historia de Veracruz sino a nivel nacional, pero de nada importa que hayan desaparecido miles y miles de millones de pesos, si luego de pagar cincuenta mil pesos de multa y pasar cinco años en la cárcel, felizmente volverá a recuperar su libertad.
Todo ello gracias al nuevo sistema penal acusatorio, que más bien parece ser un sistema penal lavatorio de los crímenes.
Los señores diputados y senadores, hicieron una enérgica protesta por la sentencia en contra del ex mandatario veracruzano, incluso anunciaron que habrán de llamar al Congreso al encargado de la Fiscalía General de la República, para que explique las condiciones por las que no se inconformó y no se procedió a exigir un castigo mayor.
Pero seguramente que la respuesta que tendrán, los diputados y senadores, es de que se pretendió aplicar la ley en los términos en que fue aprobada en el nuevo sistema penal acusatorio.
Por eso es que lo que deberían de hacer los legisladores, más que participar del llamado show mediático, es ponerse a legislar para revisar la ley y evitar que quienes comenten cualquier delito, puedan salir más rápido de la cárcel de lo que tardan en ser detenidos.
Hasta ahora ningún partido político, ni los diputados o senadores, que son los que tienen la posibilidad de iniciar una reforma a la ley han anunciado que habrán de presentar alguna iniciativa para reformar el pomposamente llamado nuevo sistema penal acusatorio, que hasta ahora más bien es un sistema penal excusatorio.
Contáctanos en Facebook: Miguel Ángel Cristiani G. 
En Twitter: @bitacoraveracru