El portal de noticias de Veracruz en internet

miércoles, 17 de febrero de 2021

Hablemos claro de Sergio Hernández


El diputado local con licencia Sergio Hernández Hernández, nunca ha sido santo de la devoción del panismo tradicional ni de los xalapeños, principalmente por su vida licenciosa. Y si a lo anterior le agregamos que es prepotente, pagadito de sí mismo y un poquito insoportable, pues menos.

Si se encuentra donde está es gracias a su padrino político Miguel Ángel Yunes Linares al que sirvió (y sigue sirviendo) como un mandadero sirve a su patrón. Fue Yunes quien lo impuso como líder de la Jucopo en la anterior Legislatura y desde ese momento Sergio se sintió con derecho a más.

En 2017 quiso ser alcalde de la Ciudad Capital, pero fue rechazado feamente por el electorado pese a los dispendiosos recursos que utilizó desde el Congreso para promoverse.

Ese mismo año la entonces diputada panista Cinthya Lobato, lo acusó de despilfarrar partidas presupuestales del Legislativo en borracheras, drogas y mujeres. Y no se lo mandó decir, se lo dijo en su cara.

En 2019 cuando se realizó el proceso para elegir al dirigente estatal del PAN, Sergio Hernández estuvo a favor de la reelección de José de Jesús Mancha, lo que de ninguna manera es pecado. Lo grave fue que al darse a conocer los resultados, desconoció el triunfo de Joaquín Guzmán Avilés como nuevo dirigente estatal y también a Omar Miranda Romero como líder de la bancada panista en el Congreso.

En la loquera total y ante el temor de perder la coordinación del grupo legislativo de su partido (lo que al final sucedió), excluyó de la bancada a los legisladores Jessica Lagunes Jáuregui y Enrique Cambranis Torres con lo que el PAN tuvo, por unos días, dos bancadas en una misma Legislatura.

Desde el año anterior viene realizando otra dispendiosa campaña en busca de la candidatura del PAN a la alcaldía. Pero como ni los panistas ni su líder Joaquín Guzmán le hicieron caso se inscribió por sus pistolas. Y qué crees lector, que ganó la elección interna.

El pasado domingo Sergio se alzó con el triunfo al obtener 631 muy cuestionables votos a favor (trascendió que compró la mayoría), mientras que su rival Encarnación Medel obtuvo 216 sufragios. Pero la nota fue que antes de emitir su voto, Encarnación tuvo la decencia de aceptar que a ninguno de los candidatos del blanquiazul “le alcanzan las canicas” para ganarle a Morena.

Y todavía fue más sincero al afirmar: “Para mí, el único candidato que le puede ganar a Morena, es David Velasco Chedraui (…) Yo sí estoy a favor de la alianza y sí podría declinar a favor de David Velasco, candidato del PRI a la alcaldía de Xalapa”.

Pero Sergio ignoró la advertencia.

En sus primeras declaraciones como virtual candidato del PAN y con la sencillez y humildad que lo caracterizan, dijo que Xalapa “no está para refritos, ni para los que venden plástico, ni para los que tienen familias en tiendas departamentales” en alusión directa a los ex alcaldes David Velasco y Ricardo Ahued.

Como si fuera dueño del PAN descartó que vaya a declinar a favor del candidato del PRI David Velasco, y dijo que apoyará la alianza con el PRI y PRD sólo si el PAN la encabeza, con él de candidato, por supuesto.

Su soberbia no lo deja ver que la candidatura por la alianza “Veracruz Va” la decidirán en México y su nombre no está contemplado.

Pero en el hipotético caso de que resulte candidato, ni así ganará la alcaldía de Xalapa por la simple y sencilla razón de que los xalapeños quieren mucho a su ciudad y no volverán a cometer el error del 2017.

Lo que anhelan es que Xalapa resurja y vuelva a ser el orgullo de Veracruz y no que Sergio Hernández le dé el tiro de gracia.

 

Carla no era precandidata de Morena

Una fuente de mucho crédito me hizo saber que Carla Enríquez Merlín, que fuera bárbaramente asesinada junto con su madre la ex diputada Gladys Merlín Castro la madrugada de este lunes, no era precandidata de Morena a la alcaldía de Cosoleacaque.

No existe documento alguno que acredite que Carla Enríquez Merlín era precandidata de Morena a la alcaldía. No hay fotos, cédulas firmadas, ni registros hechos, publicaciones propias en redes o estados de Watsapp que así lo acrediten, me dijo la fuente.  

Si bien el hermano de la joven dijo que ella competiría por Morena, no hay ningún papel que lo confirme. Otra versión asegura que las pláticas entre el PRI y Carla iban muy avanzadas para que la joven participara como precandidata de ese partido a la alcaldía. 

Como quiera que sea, nada se concretó porque se atravesó la muerte.

Otro dato. La foto que circuló en redes sociales donde se muestra a madre e hija sin vida, trae las coordenadas de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado de Veracruz y el escudo de la Región XVII de Cosoleacaque. Por si alguien duda de dónde salió la filtración. 

 

Rubén Carrasco un precandidato sui géneris

Primero deportista destacado, ahora empresario exitoso, Rubén Darío Carrasco habló este martes sobre su vida y proyectos con un grupo de periodistas veracruzanos. En agradable charla que se extendió más allá de la sobremesa, Rubén comentó sobre las carencias en su infancia, sus logros en el atletismo, sobre su primera beca deportiva, su primer negocio propio, el rescate que hizo de la centenaria embotelladora de agua mineral Coyame, hasta llegar a la política.

Es precandidato a la diputación local por el distrito de Misantla y compite por la coalición “Juntos Haremos Historia” (Morena, PT y PVEM). Pero es un precandidato sui géneris. A diferencia de la mayoría de políticos que a base de despensas quieren ganar votos, dice que él no reparte dádivas. “Lo mejor es trabajar con los pobladores para impulsar actividades económicas. Esa es la mejor forma de apoyar”.

Y vaya que lo está haciendo. En la región para la que piensa legislar ya está impulsando proyectos para beneficio de sus paisanos como una planta pasteurizadora de leche, una lavadora de papas, recicladoras de llantas, una secadora de madera, una fábrica de alimento para ganado y otros proyectos que serán el sostén de cientos de familias.

A la pregunta sobre qué mueve a un empresario exitoso a meterse en el berenjenal de la política, contestó que estar en el Congreso local le permitirá ayudar a más gente impulsando la economía y generando más empleos.

Acostumbrados como están los columnistas veracruzanos (y de todo el país) a escuchar a los políticos hacer castillos de arena y promesas imposibles, la charla con Rubén Darío Carrasco y sobre todo sus proyectos, dejaron un agradable sabor de boca.

Habrá que ver hasta donde los hace realidad este joven empresario veracruzano.

bernardogup@hotmail.com