El portal de noticias de Veracruz en internet

lunes, 6 de septiembre de 2021

El desgajamiento en Lucas Martín



·     Vecinos advirtieron con anticipación del peligro

·     ¿Llamarán a cuentas a los responsables de las obras?

·     Vecinos advirtieron con anticipación del peligro

·     ¿Quiénes autorizaron hacer un fraccionamiento en un cerro?

Por Miguel Angel Cristiani Gonzalez

Como remanente de los estragos causados por las intensas lluvias del huracán Grace en la capital del estado, la mañana de este viernes, se desprendió una parte del cerro en donde se encuentra construida una nueva sección de residencias en el fraccionamiento Lucas Martín.

Por fortuna, en ese lugar no hubo víctimas que lamentar, como las que se registraron unos metros más abajo del río Sedeño, en donde falleció una madre y sus hijos.

El desgajamiento del cerro se veía impresionante, porque estaba a punto de alcanzar a algunas de las viviendas construidas recientemente y la tierra se vino abajo hasta tapar parte del cauce del río.

Luego de que los vecinos estuvieron advirtiendo del peligro, en las benditas redes sociales y grupos de WhatsApp, porque en la parte baja del cerro, se localiza el andador del llamado parque lineal, en donde muchas personas y familias enteras van a realizar caminatas por ese bello lugar, pero por fortuna cuando el cerro se desgajó, no iba nadie pasando por el sitio, pero pudo haber sido de fatales consecuencias.

Desde que se comenzó a construir en esa sección de Lucas Martín, sobre el cerro, los vecinos estuvieron advirtiendo que se estaban derribando enormes árboles, -de más de diez metros de altura y cientos de años- para edificar las viviendas, lo que con la desforestación propiciaría el deslave, como finalmente ocurrió.

Se derribaron todos los enormes árboles, de liquidámbar y pinos, para construir una enorme plancha de concreto, con medio centenar de viviendas y una calle que está tan empinada que no pueden subir los autos por ella.

En ese entonces, ante los cuestionamientos de los vecinos, de cómo era posible que se estuviera llevando a cabo esa desforestación primero y luego de la construcción de residencias en un cerro, la respuesta de las autoridades fue: “tenían permiso para construir y no se podía hacer nada”.

Luego de que se supo la noticia del desgajamiento del cerro, entonces sí acudió el todavía alcalde de Xalapa Peter Hipólito Rodríguez Herero para constatar los daños y evidentes actos de corrupción, ya que las edificaciones se han dado en su administración municipal y en consecuencia no se debieron haber permitido, aunque “tuvieran licencia o permisos”.

Precisamente, para evadir esas responsabilidades del municipio, ahora el alcalde salió a declarar que las direcciones de Desarrollo Urbano y Protección Civil -que debieron intervenir las obras con anterioridad- ahora llamarán a cuentas a la empresa responsable de la construcción del fraccionamiento Lucas Martín, “debido al incumplimiento de los ordenamientos respectivos para la edificación de viviendas”.

Ahora que ya se desgajó el cerro y tres viviendas están en peligro de colapsarse en la zona aledaña al río Sedeño, nuestras autoridades municipales, van a finalmente, hacer lo que tuvieron que hacer antes del desgajamiento del cerro, desde antes que empezaran a construir y desforestar toda esa área verde, van a llamar a cuentas a los constructores.

Como si no se hubieran enterado del peligro y el problema que representa la construcción de viviendas en ese lugar, cuando que cualquier vecino se le ocurre hacer algún arreglo o cambio en su casa, de inmediato le caen los inspectores y le paran la obra y le colocan sellos de clausura.

Aquí construyeron no una casa, sino toda una sección del fraccionamiento Lucas Martín y ninguna autoridad se dio por enterada.

Para tirarle la bolita de la responsabilidad municipal de las direcciones de Desarrollo Urbano y de Protección Civil el peor alcalde que ha tenido la ciudad de Xalapa, declaró que, en este requerimiento a los constructores, también participarán las Comisiones Nacional de Agua (Conagua), de Agua del Estado de Veracruz (CAEV) y Municipal de Agua y Saneamiento (CMAS), al estar involucrado un cuerpo de agua entre las afectaciones, porque la tierra tapó parte del cauce del río.

“Cuando hay cuerpos de agua entran en juego autoridades de orden federal y a nosotros nos toca que se vigilen las condicionantes a la empresa, que propuso aquí acondicionar, aparentemente no cumplió”, reconoció el presidente municipal de Xalapa.

Aseguró que se llamará a la empresa responsable, en primera instancia, por parte de Desarrollo Urbano y de Protección Civil, para darles certidumbre a los propietarios, que están preocupados, de que su seguridad esté protegida.

Con lo que una vez más, se viene a aplicar el refrán popular de que “después de niño ahogado, el pozo tapado” aunque aquí sería después del cerro desforestado y desgajado, se dan cuenta del peligro que existe.

Como seguramente, los meses que le quedan a la actual administración, no le van a alcanzar para llamar a cuentas y hacer las obras de reparación que se tienen que hacer en el cerro y el andador del río Sedeño, tendrá que ser el próximo gobierno que encabezará Ricardo Ahued Bardahuil, cuando se vengan a solucionar los problemas y peligros que representa ese lugar.

contáctanos en nuestras redes sociales:

https://www.canva.com/design/DAEN5B9DWgs/ZCHd2Z8KueYjlg_d59Op3A/view?website#2