El portal de noticias de Veracruz en internet

lunes, 22 de noviembre de 2021

Dante, gana... ¿y cómo gobiernan sus candidatos?


Tras medio siglo en la política y por su inteligencia a estas alturas Dante Delgado tiene desarrollado un buen olfato que le permite no solo saber con quién aliarse o no hacerlo, sino para ofrecer candidaturas a quienes darán triunfos o votos. Es pragmático y esto le ha servido para, en menos de cinco lustros, convertir a su partido en atractivo y estar en la antesala de ser la tercera fuerza política en el país, solo por debajo de Morena y el PAN.

Claro que el pragmatismo en política pocas veces resulta a favor de los gobernados. Lo expusimos en este espacio tras los comicios de junio pasado: si no hay un giro drástico, para cuando sean las elecciones presidenciales de 2024 Movimiento Ciudadano (MC) tendrá mayor fuerza que el PRI.

Cuando se llegue a esos comicios se da como un hecho que el PRI ya no gobernará en ningún estado (actualmente lo hace en cuatro) en tanto el MC tendrá al menos dos gobernadores y podría ser que tres. Dante, su olfato y habilidades, ya trabaja para eso. En Oaxaca el gobernador es Alejandro Murat, quien llegó postulado por una alianza conformada por el PRI, Verde y Nueva Alianza. En la actualidad Murat está convertido en un buen operador para el Verde y en sus tiempos libres también le opera de manera excelente… a Morena.

En Oaxaca las encuestas marcan como favorito al Movimiento de Regeneración Nacional para ganar la gubernatura el próximo año, de ahí que haya una buena pelea entre quienes aspiran a ser candidatos por ese partido. Unidos, PRI y PAN podrían darle la pelea a Morena, pero no se cree que cuenten con un apoyo clave: el del gobernador.

En Hidalgo gobierna Omar Fayad Meneses, quien ganó por el PRI, Partido Verde y Nueva Alianza. Por ahora Morena aventaja claramente en las encuestas y de unirse PRI y PAN podrían aspirar al triunfo en 2022, pero tampoco se cree que el gobernador meta las manos por una alianza así.

En 2023, en el Edomex no hay indicios para suponer que Alfredo del Mazo, quien es gobernador por el PRI, quiera hacer algo efectivo para que su partido retenga ese estado, de ahí que la disputa sea por conseguir la candidatura de Morena.

Y en Coahuila, que tendrá de gobernador a Miguel Riquelme Solís hasta 2023, un sector del priismo tiene la esperanza de que se conserve esa gubernatura, pero no hay nada seguro. Falta ver cómo reacciona Riquelme a la hora que el gobierno federal lo apriete. Antes, en 2022, también se renovarán las gubernaturas en Durango, Aguascalientes, Tamaulipas y Quintana Roo, gobernados por José Rosas Aispuro (PAN-PRD-MC), Martín Orozco Sandoval (PAN), Francisco García Cabeza de Vaca (PAN) y Carlos Joaquín González (PAN-PRD), respectivamente.

En Durango podría ganar una alianza PAN-PRI, pero no se le ve interés en eso al gobernador. En Tamaulipas va arriba Morena en las encuestas y así podría quedarse, luego de la apretada que le dieron a Cabeza de Vaca. En Aguascalientes mantiene ventaja el PAN y, ya lo dijo el dirigente panista Marko Cortés, es la única gubernatura que podrían retener.

Y en Quintana Roo, con anticipación aventaja Morena, pero…


En Nuevo León, este año, se daba como seguro que ganaría la gubernatura la morenista Clara Luz Flores. Sin embargo resbaló muy feo por su relación con una secta y la dejó lejos el candidato del MC, Samuel García.

Así, de manera inesperada, de la mano de Dante, un treintañero, que ha sido cuestionado por sus frivolidades –los suelditos de 50 mil pesos, sus preferencias por el golf, las dudas sobre sus títulos- gobierna uno de los estados más importantes del país. Ya es cuestionado por sus frivolidades, pero falta ver qué hace para que Nuevo León deje la inseguridad y no baje en cuanto a su economía. Así las cosas, ahora, para Quintana Roo, Dante le echó el ojo a Roberto Palazuelos, un actor de larga trayectoria en telenovelas y películas, además de empresario hotelero.

El actual gobernador, Carlos Joaquín González (como todos los demás políticos quintanarroenses que han gobernado) es una decepción y tiene al estado sumido en la inseguridad y violencia. Así que Palazuelos puede dar la sorpresa, como sucedió en Nuevo León.

El primer gobernador que tuvo MC fue Enrique Alfaro, en Jalisco, quien dejará la gubernatura en 2024. Político del PRI y del PRD, hijo de un exrector de la UdeG, pero egresado del ITESO, Dante le echó el ojo y lo cobijó para, primero, hacerlo alcalde de Guadalajara y dos veces candidato a gobernador.

Alfaro carga con el pesado lastre de tener a Jalisco como sus antecesores, en la inseguridad, pero eso no importa. Lo que importa es ganar elecciones y para eso, entre otras cosas, hay que tener bueno ojo y olfato, para escoger candidatos que triunfen.